EN FORMA


5 Junio 2018


Running, 6 consejos para principiantes

¿Has decidido empezar a correr para mejorar su condición física?
Antes de atarte los zapatos y lanzarte a la calle, echa un vistazo a estos útiles consejos para principiantes.

Para empezar, sal a correr intervalos cortos

Sé que al principio uno se siente super motivado al empezar el entrenamiento, pero no te pases. Eres un corredor principiante, no quieras correr una maratón en una semana.
Sal a correr en intervalos cortos y no te agobies por caminar de vez en cuando, así puedes recuperarte un poco. Lo ideal es empezar alternando 2 minutos corriendo con otros dos minutos andando.
Con el tiempo, ya podrás ir alargando tus sesiones un minuto cada ejercicio hasta que te veas capaz de correr sin necesidad de caminar.

No pretendas sprintar al principio

Tu cuerpo tiene que acostumbrarse al nuevo ritmo de ejercicio. Muchos principiantes empezar a correr demasiado rápido y en apenas unos minutos ya no pueden más. Frustración, cansancio, dolor o incluso lesiones son sólo algunas de las consecuencias.
Empieza a correr a un ritmo moderado (por ejemplo, que puedas mantener una conversación) e intenta mantener el ritmo durante todo el recorrido.

Dale a tu cuerpo tiempo para recuperarse

Suele pasar que como el primer día ha ido genial tenemos ganas de salir de nuevo inmediatamente. ¡Eso es estupendo! Pero dale tiempo a tu cuerpo para recuperarse antes de empezar una nueva sesión.
Tu cuerpo necesita descanso para adaptarse a las nuevas demandas sobre el sistema cardiovascular y preparar sus músculos y huesos para la próxima carrera. Trata de programar tus salidas dejando un dia de descanso antes de la nueva sesión de entrenamiento. Esto ayudará a conseguir un mejor rendimiento y, sobretodo, a evitar lesiones.

Da pasos cortos pero a un ritmo firme

Correr no es tan fácil como parece. Muchos principiantes no han adquirido una técnica adecuada por lo que emplean una gran cantidad de energía. El cuerpo desarrolla la coordinación poco a poco, con cada kilómetro que corres vas haciéndolo mejor.
Así que intenta correr de manera relajada, con pasos cortos y trata de evitar impulsarte en exceso hacia adelante con cada zancada.

La superficie es muy importante

Muchos principiantes se preguntan qué tipo de superficie es mejor, pero la respuesta no es tan fácil; todo depende del objetivo de tu entrenamiento. De hecho, a menudo correr sobre diferentes superficies es lo mejor.

Correr sobre asfalto

El asfalto suele ser el pavimento es ideal para correr rápido, ya que minimiza el peligro de torcerse un tobillo. Sin embargo, es una superficie dura que hace sufrir a las articulaciones por lo que es mejor dejarlo para corredores con buena forma física.

Correr sobre tierra

El suelo de tierra que podemos encontrar en los caminos del parque es un suelo es suave y proporciona una excelente amortiguación. Sin embargo, el riesgo de lesión aumenta debido a las raíces o piedras que pueden propiciar una caída.

Correr en pista

El tartán (suelo sintético de las pistas) es elástico, pero el tipo de zancada realizada sobre este tipo de suelo tiende a sobrecargar el tendón de Aquiles.

Correr en cinta

La cinta de correr te permite entrenar todo el año con una buena amortiguación.

No solo salgas a correr, varía

A tu corazón le va genial la variedad, además practicar diferentes tipos de deportes reduces el impacto excesivo en articulaciones y columna vertebral. Además, evita que te aburras de tu entrenamiento.