ejercicio-duro

Como ayuda la glutamina en entrenamiento o ejercicio muy duro

La glutamina apoya a que el sistema inmunológico sea más sano. Así es como ella puede ayudar después de un duro entrenamiento, o durante un ciclo de dicho entrenamiento duro.

Hace unos años, parecía que la glutamina era el último suplemento sobrevalorado. Podría soportar por sí solo tu sistema inmunológico, reducir el dolor y curar el hambre del mundo. Hoy en día, es la última cabeza de turco para los escépticos del suplemento.

Así que vamos a abordar la cuestión: Si eres una persona sana, que hace actividad física, ¿hay algún beneficio real por tomar glutamina? La respuesta puede sorprender.

Lo que hace la glutamina en tu cuerpo

La glutamina es el aminoácido más abundante en el cuerpo. Es fundamental para numerosos procesos, incluido el transporte de nitrógeno, la regulación ácido-base, y la formación de antioxidante. La suplementación de glutamina se piensa para ayudar a mantener la salud inmune, debido a que estos sistemas utilizan la glutamina en lugar de la glucosa como combustible preferido. Aunque la investigación en el suplemento de glutamina en individuos sanos es algo fangoso, puede ser útil en situaciones tales como el entrenamiento duro.

Aquí hay dos buenas razones por el que los atletas y personas que hagan sobreesfuerzos físicos, pueden querer tomar un suplemento de glutamina.

1. Puede recuperarse más rápido

Cuando hay un nivel bajo en carbohidratos, mediante la adopción de glutamina después del entrenamiento.

Una característica de la glutamina que a menudo pasado por alto, es su posible apoyo de la producción de glucosa y la reposición de glucógeno. En el hígado, la glutamina ayuda con la gluconeogénesis, una palabra elegante para la creación de la glucosa a partir de fuentes no carbohidratadas, como la grasa. [Esto puede representar hasta un 25 por ciento de glucosa circulante total en tu cuerpo.

La investigación ha demostrado que 8 gramos de glutamina, cuando se toma con una bebida de carbohidratos, pueden aumentar la reposición de glucógeno en el músculo y el hígado de tejidos después de un ejercicio intenso, lo que significativamente es más que si se va a consumir sólo hidratos de carbono.

Pero aquí está la curiosidad: Incluso si se ha tomado una gran dosis de hidratos de carbono, la glutamina apoyará el almacenamiento de glucógeno, por lo que es una buena opción para aquellos que siguen una dieta baja en hidratos de carbono.

Consejo para el día a día: Considera tomar de 8-10 gramos en cualquier batido después del entrenamiento, para acelerar el proceso de recuperación y para mejorar el rendimiento durante tu próxima sesión de entrenamiento, especialmente si estás siguiendo una dieta baja en carbohidratos.

2. La glutamina ayuda a la leucina a estimular el crecimiento muscular.

Una de las más interesantes propiedades de la glutamina, es su relación con el aminoácido de la leucina y su efecto combinado sobre el crecimiento muscular.

Un fondo rápido: la diana de la rapamicina en mamíferos (mTOR), puede ser activada de varias maneras, una de ellas por el aminoácido de la leucina. Pero la glutamina transporta la leucina en la célula muscular en primer lugar. Además, en la ausencia de glutamina, la leucina no puede ser transportada al interior de la célula, y la mTOR no está activada, incluso en la presencia de otros factores de crecimiento.

Sin duda, ayuda a que la leucina haga su trabajo crucial. Este trabajo incluye tanto estimular el crecimiento muscular y la preservación de la masa muscular existente, sobre todo en tiempos de restricción calórica o entrenamiento intenso.

Consejo para el día a día: Toma glutamina en los momentos en que estás en mayor riesgo de sobre entrenamiento o de pérdida de masa muscular: durante los ciclos de fatiga aguda o en horas clave, durante un período de intenso entrenamiento de resistencia o entrenamiento cruzado, o siempre que tu cuerpo esté siendo empujado a su límite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *