quemador-grasa-corporal

6 formas para hacer más eficaz tu quemador de grasa corporal

Tomar una cápsula no hace que tu grasa desaparezca, pero con la incorporación de estos siete pasos, optimizarás los efectos de un buen quemador de grasa.

En la búsqueda de la mejora de la masa muscular: la nutrición inteligente y entrenamiento intenso son las armas más importantes. Simplemente, no se puede eliminar grasa corporal sin trabajo duro en el gimnasio y comida sana. Sin embargo, un quemador de grasa bien formulado puede aumentar los efectos del trabajo duro contra la grasa corporal.

El mercado de los suplementos se inunda con quemadores de grasa que funcionan aumentando el metabolismo y la termogénesis, aumentando la energía, la supresión del apetito, o el bloqueo de los hidratos de carbono y la absorción de grasa. Sólo tragar una píldora, sin embargo, no producirá los mejores resultados posibles.

¡Maximiza la eficacia de tu quemador de grasa  siguiendo estos siete pasos!

  1. Muévete y come bien

No hay píldoras mágicas .No se puede simplemente tomar un quemador de grasa y compensar la mala nutrición y la falta de entreno.

Un quemador de grasa de alta calidad, sin embargo, hace que tu viaje sea más fácil. Muchos productos no sólo están diseñados para aumentar la quema de grasa, sino también frenar el apetito y aumentar tu energía. Para aprovechar al máximo estos efectos y realmente se quemen las calorías, debes seguir un programa de ejercicios bien diseñado y llevar una nutrición sana y variada.

  1. Elige el quemador de grasa apto para ti

Hay docenas de productos en el mercado para elegir, por lo que encontrar el quemador de grasa adecuado para ti y tus objetivos no siempre es fácil. Sin embargo, hay algunas pautas generales que pueden ayudar. Los quemadores de grasa generalmente se dividen en dos grandes categorías: a base de estimulantes y libre de estimulantes.

Las formulaciones libres de estimulantes son ideales para aquellos que son sensibles a los ingredientes con efectos estimulantes, como la cafeína, sinefrina, tiramina y la yohimbina. En el ámbito libre de estimulantes , busca los productos que contienen quema grasa de extracto de té verde (estandarizado para el galato de epigalocatequina o EGCG) y acetil-L-carnitina , así como los ingredientes supresores del apetito, como el extracto de Caralluma fimbriata, o Phaseolus vulgaris (alubia blanca) y Cynara scolymus (extracto de alcachofa).

Los quemadores de grasa a base de estimulantes contendrán una combinación de uno o más de los siguientes: la cafeína, sinefrina, tiramina, y yohimbina. Estos ingredientes tienen como objetivo aumentar la energía, suprimir el apetito y aumentar la liberación de la grasa de las células grasas (para ser quemado como energía). También encontrarás probablemente ingredientes comunes de formulaciones libres de estimulantes en esta clase de quemadores de grasa.

  1. Tomarlo en el momento clave

Puesto que vas seguir una dieta limpia y reducida en calorías, esencial para la pérdida de grasa, debes tomar ventaja de las propiedades de supresión de apetito de tu quemador de grasa y el tomándolo 30 minutos antes del desayuno o almuerzo. Si no se trabaja por la noche, o si prefieres un producto libre de estimulantes, a continuación, toma una dosis 30 minutos antes de la cena. Esto no sólo te asegurará un saciado después de las comidas, sino que también ayudará a aumentar tu metabolismo.

  1. Bebe mucho

Dado que los quemadores de grasa elevan tu metabolismo, sudarás más cuando los tomas. Además, los estimulantes como la cafeína, tienden a tener un efecto diurético, por lo que puedes ir al baño con más frecuencia. Estas condiciones pueden conducir a un estado de deshidratación y ralentizado el metabolismo.

Beber por lo menos 3-4 litros de agua fría por día no sólo te mantendrá hidratado, sino que aumentará el metabolismo y apoyará la pérdida de grasa. Se recomienda beber al menos 1 taza (250 ml) de agua con cada dosis de un quemador de grasa para asegurar una absorción óptima y el apoyo de hidratación. Si estás entrenando en un ambiente caliente y sudando por períodos largos, puede que tengas que doblar tu consumo de agua.

  1. Haz ciclos con tu quemador de grasa

El cuerpo se vuelve insensible a algunos de los ingredientes con el tiempo, y esto es exactamente lo que sucede con los suplementos basados en estimulantes. Por otra parte, el uso excesivo de estimulantes puede conducir a altos niveles de cortisol (la hormona no deseada que rompe el músculo y provoca el almacenamiento de grasa), especialmente bajo la presión de la dieta. Para evitar estos efectos contraproducentes,  deberás realizar ciclos suplementos basados en estimulantes durante 3-4 semanas y luego tomar dos semanas de descanso. Utiliza un producto libre de estimulantes para las próximas dos semanas entre ciclos.

La mejor manera de saber si necesitas ciclo de tus quemadores de grasa, es mediante la evaluación de cómo te sientes cuando estás en ellos. Si después de varias semanas no ves mejoras a partir de una dosis regular, entonces es el momento de tomar un descanso, y no de productos.

  1. Duerme mucho

Uno de los pasos más esenciales, pero a menudo se pasa por alto en el camino hacia un físico delgado y musculoso, es el sueño profundo adecuado. De hecho, algunas personas recurren a los quemadores de grasa para obtener la energía para hacer ejercicio, porque lo que están constantemente en un estado de privación de sueño. Por desgracia, este enfoque puede conducir a aumentos de cortisol en sangre y la disminución de la testosterona, lo que da pasos hacia atrás en aumentos del músculo y la pérdida de grasa. El sueño es necesario para la reparación, recuperación, y el equilibrio hormonal. Duerme como mínimo 8 horas diarias.

Nota:

La norepinefrina es un jugador clave en la movilización de la grasa, lipólisis, y la supresión del apetito. Las investigaciones anteriores han demostrado que los que tomaron el extracto de té verde antes del entrenamiento cardiovascular, tuvo mucho mayores efectos para quemar grasa que los que tomaron un placebo. La adición de cafeína en la movilización de la grasa corporal que se utiliza como combustible, mejora el enfoque y la motivación, y se ha demostrado para reducir el dolor muscular asociada con el ejercicio. Vas a trabajar más duro y más tiempo, y mejorarás tu capacidad de quemar grasa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *